SOS VOZ Revista de literatura argentina e hispanoamericana en ELE

Este blog es una revista de literatura hispanoamericana y argentina. Los artículos son escritos por los alumnos en los cursos de Literatura Hispanoamericana y Argentina del Programa de Cursos de Español para extranjeros de la Universidad Nacional de Mar del Plata. El Comité Editorial lo conforman los profesores, asistentes y coordinadores del Programa.

19.1.06

Sos voz I. "El mate" por Keyra Auli

Me enteré de la yerba mate gracias a una compañera de clase en Estados Unidos. Ella hizo una breve presentación, explicó la historia de esta yerba y mencionó que era una bebida con mucha tradición. Mostró un mate y una bombilla. También mencionó que tomar mate era muy común en Paraguay, Uruguay y Argentina entre familiares y amigos. Esta presentación me pareció muy interesante e informativa.
Cuando llegué a Mar del Plata me sorprendió fuertemente ver tanta gente consumiendo la yerba mate. La primera vez que observé el consumo de mate fue en la playa. Había un grupo de cinco chicas sentadas en círculo. Luego vi que una de ellas tenía un mate en sus manos, rápido les avisé a mis amigas para que lo vieran. Les dije lo que era y dónde lo había aprendido. Continué observando a estas chicas y vi que ellas se pasaban el mate una a la otra en el sentido de las agujas del reloj. Lo primero que me pareció raro fue que todas bebían de la misma bombilla. En Nueva York no se bebe de la misma bombilla por temor a los gérmenes y enfermedades contagiosas. Pero lo más raro que hallé fue la forma en que se pasaban el mate de una a la otra. Me pareció que se pasaban alguna "otra cosa". Pocos días después tuve la oportunidad de tomar mate con algunas de las asistentes del programa. Ellas me enseñaron cómo prepararlo y me avisaron sobre algunas reglas. La primera fue que no se puede mover la bombilla, si no, se daña la yerba. La segunda fue que después de cada infusión, se le entrega el mate de nuevo a la cebadora (persona que prepara el mate) para que añada más agua. Comenzamos a tomar el mate y al principio me sentí un poco incómoda porque era la primera vez que estaba participando en este rito. Al mismo tiempo me sentí bien, contenta, fue un gran honor que ellas me hayan invitado. Fue una experiencia muy agradable. Por un momento me sentí parte de la cultura matera. Además, el mate y la bombilla son muy estéticos: hay mates y bombillas elaborados artísticamente, en plata, de madera y calabaza. A través de otras observaciones comencé a comprender que esta bebida es de consumo comunitario y una parte muy importante de la cultura argentina. Yo ahora tomo mate cocido todas las mañanas. Algunos otros compañeros del viaje también se han convertido en fieles consumidores de mate. ¡Qué puedo decir! Es una bebida muy rica, nutritiva y tradicional de la cultura argentina.

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home